La educación física en la escuela, jugar y correr son actividades que ya forman parte de la infancia. Esta rutina que se trata como un entretenimiento hoy en día, puede ser una manera de conseguir que los pequeños lleven más adelante una vida unida al ejercicio y, en el futuro, será un gran aliado para evitar que los niños sean sedentarios.

A pesar de parecer a primera vista, una actividad bastante fuerte para los niños pequeños, el running es muy recomendable para niños menores de 12 años. Según diversos estudios, los jóvenes que practican actividades físicas tienen la mitad de probabilidades de convertirse en adultos sedentarios que los que tuvieron una infancia «paradita». Sin embargo, es esencial asegurarse que las pequeñas carreras no excedan la dosis de ejercicio que deberían.

 1.- ¿Pueden l@s niñ@s practicar running?

Los niños pueden correr, pero no más que cualquier otra actividad física. Es natural que un niño se mantenga en movimiento realizando actividades mientras juega y que no interfieran en su desarrollo.

Es importante entender el running cómo un entrenamiento o juego, lo más importante a determinar es la duración e intensidad del esfuerzo.

 2.- ¿A partir de qué edad l@s niñ@s pueden correr?

Tenemos que entender la diferencia entre entrenar para practicar un deporte y hacer actividades físicas.

La actividad física puede ser añadida a la rutina del niño desde el momento en que puede realizarla. Generalmente a partir de los 3 meses muchos padres han apuntado a sus bebés en la piscina y cuando tienen dos años ya saben dar volteretas, saltar, nadar boca-arriba y boca-abajo.

El deporte se define como el entrenamiento permanente enfocado a la competición y no debe confundirse con la actividad física, que es la práctica de ejercicios sin buscar la competencia.

3.- ¿Cuándo un niñ@ puede entrenar para un deporte?

Los niños menores de cinco años no deben hacer ningún tipo de formación específica o entrenamiento para un deporte, incluyendo el running.

Los entrenamientos desde los cinco a los diez años tienen que ser muy cortos, pueden correr 1 km. como máximo y a ritmo muy lento. Además, no deberían ser obligados a realizar competiciones de velocidad, sino que tienen que entenderlo como juegos y de distancias cortas entre 50 y 100 metros.

A partir de los diez años se puede iniciar un entrenamiento de running, sin olvidarnos que tiene que ser ligero y de duración relativamente corta determinada por el nivel de fatiga del adolescente. Además, la mayoría de los deportes de equipo que habrán estado practicando incluyen dentro de su preparación la carrera continua en los entrenamientos.

4.- ¿Cuáles son los riesgos de que un niñ@ practique running?

Es importante entender que los niños y adolescentes se cansan más fácilmente, ya que las reservas de glucosa son bajas.

La fuerza muscular, es también mucho menor en comparación con un adulto, en este caso, si el entrenamiento está mal diseñado y el estímulo es exagerado, el niño puede desarrollar lesiones con mayor facilidad y dolores musculares que serán más intensos.

5.- ¿Cuándo está contraindicado correr para un niñ@?

El running no está indicado para niños que tienen problemas del corazón, en casos de niños con asma o bronquitis tampoco son recomendables porque pueden empeorar con el esfuerzo de la carrera.

6.- Beneficios del running en niñ@s.

  • Acondicionamiento cardiovascular: Correr mejora el ritmo cardíaco y respiratorio, ayudando a bombear la sangre a través de todo el cuerpo.
  • Fortalecimiento de los huesos: Sí, el running para los niños, cuando se hace moderadamente, puede traer ventajas a la formación y fuerza ósea.
  • Mejora del control de la glucosa: En el ejercicio, el cuerpo calcula mejor las proporciones de las sustancias que libera y entre estas se incluye los niveles de glucosa.
  • Mantenimiento del Peso corporal: Si tu hijo hace actividades físicas que gasten suficiente energía, por lo general, se puede estar menos preocupado por algún pequeño exceso en la alimentación. Como resultado, el peso corporal de estos pequeños es más adecuado para sus grupos de edad.
  • Aumento de la fuerza muscular: No cabe ninguna duda del trabajo que los músculos de las piernas y la pantorrilla realizan y hace que aumenten su resistencia. Pero debemos prestar especial atención a sus tendones.
  • Mejora de agilidad, equilibrio y coordinación: El ejercicio regular, como la carrera para los niños, puede estimular el desarrollo cognitivo.
  • Mejora la gestión de las emociones: El gasto de energía que se consigue con el running, contribuye a una mejor gestión de las emociones tales como la ira o las rabietas.
  • Los niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad pueden mejorar por la práctica de ejercicios, ya que tienden a mantenerse ocupados y absorbidos por el ejercicio.

Otros beneficios de la carrera en los niños:

  • Aumento de la flexibilidad y la fuerza.
  • Aumento del apetito.
  • Mejora el estado de ánimo.

7.- ¿Qué deportes contribuyen mejor al desarrollo de los niñ@s?

Lo mejor es la variedad. Sobre todo, desde los 2 a los 5 años. Muchos padres acaban decepcionándose cuando su hijo se da por vencido, se aburre y no quiere volver después de dos o tres meses en clases de natación o judo. Esto no es malo, es muy normal y es incluso bueno para que el niño experimente diversas actividades.

Aún así las mejores opciones en cuanto a deportes son la natación y danza (sin entrar a niveles que requieran competencia o rendimiento deportivo).

Los deportes de interior se empezarían a practicar a partir de los siete años y el running puede ser perfectamente un suplemento en forma de juegos o como una carrera muy suavecita.

8.- ¿Cuál es la rutina de ejercicios adecuada en running para niños de más de 13 años?

Los adolescentes mayores de 13 años pueden entrenar hasta tres veces a la semana, 30-45 minutosNunca todos los días. La velocidad debe ser baja y no sobrepasar los 7-9 km/h.

Además, tanto para su salud como para conseguir el hábito, es importante asociar siempre la práctica con estiramientos y ejercicios de fortalecimiento de los músculos de las extremidades inferiores y la zona lumbar.

Los entrenamientos nunca deben exceder los cinco kilómetros, para evitar lesiones o malformaciones en la pisada se deben realizar en superficies con menor impacto como tierra, hierba y evitar asfalto y aceras.

Por supuesto, esto sólo se aplica para las personas normales, si nuestro hijo es un deportista que compite, el entrenamiento será diferente, aunque siempre debe estar controlado y verificado por un entrenador personal cualificado.

9.- Consejos de un entrenamiento de running para niñ@s.

¿Estás interesado en iniciar a tu hijo en una rutina de entrenamiento para running? Echa un vistazo a la lista de consejos que hemos preparado para la familia:

  • No dar prioridad a la competencia.

Hay muchos concursos y carreras para niños, que pueden ser excelentes para mantener al pequeño motivado. Sin embargo, cuando el deporte sólo se convierte en una carrera por las medallas y premios, pierde su meta lúdica y educativa. Lo importante es asegurarse de que tus hijos aprendan el gusto por la práctica de deportes y mantenerse activo durante toda su vida. Para ello, es esencial que la actividad física no pierda la característica de juego, al menos para los niños menores de 10 años. 

  • Cuidado con intensidad.

Los niños están todavía en fase de desarrollo físico y de los huesos, un entrenamiento fuerte o más intenso puede dificultar la formación ósea y muscular.

El acto de fuerza o sobrecarga en los músculos de los niños puede provocar dolores, que aparecen con mayor frecuencia durante la noche y terminan siendo considerado erróneamente como «dolores de crecimiento» o agujetas. Si el niño presenta síntomas o dolor, debemos hablar con nuestro hijo para explicarle que debe disminuir la intensidad de la actividad física. También, siempre evitaremos que los niños menores de 13 años hagan recorridos con más de 5 km.

  • Ejemplarizar.

Los niños – especialmente los menores de 5 años – utilizan el comportamiento de los padres como un parámetro y un espejo para interactuar con el mundo.

Si ven que sus padres entrenan todos los días, esto se convertirá en un gran incentivo para sus hijos y les encantará el juego. Por otra parte, la presencia de pequeños puede ser un punto motivador para la mayoría de los adultos que aún se están iniciando su rutina de entrenamiento y así tienen el compromiso de acompañarlos durante la práctica de running.

  • No haga entrenamientos, mejor juegue.

Correr es una actividad natural para los niños, por lo que, no es necesario que esta actividad tenga el mismo rigor o la misma planificación de los adultos.

Tampoco se recomienda que se centren en mejorar el rendimiento específico, así como la presión de tener que alcanzar los objetivos que puede hacer que los más pequeños se frustren y no quieren volver a practicar el deporte.

Los objetivos definidos de un entrenamiento específico sólo se recomiendan a partir de los 15 años. Sin embargo, tener un profesional en educación física después de las actividades es bueno para asesorar sobre la intensidad óptima de la carrera para cada niño.

10.- ¿Qué ejercicios de juegos recomendamos para niñ@s pequeñ@s?

Si tus hijos están en un período sedentariola mejor manera de conseguir que corran es a través de juegos. Echa un vistazo a algunos juegos que te ponemos aquí y pueden realizar tanto los niños como los padres (para perder esas calorías de más y hacer algo de ejercicio en familia).

Además de los juegos propuestos, si no eres una persona que disfrute con el deporte, pero quieres que tu hijo si lo haga, prueba simplemente a caminar todos los días, tu hijo correrá de un sitio a otro en su justa medida y tu conseguirás un poco de actividad que nunca te vendrá mal, aunque no te guste hacer deporte.

Coge el pañuelo:

  • Beneficio para los niños: Desarrolla la capacidad cardiorrespiratoria, sprint, la agilidad, la lógica, la velocidad.
  • Beneficiar a los padres: La quema de 170 calorías cada 30 minutos.

Juego de la soga:

  • Beneficio para los niños: desarrolla la fuerza, el equilibrio, la lógica, espacial y la coordinación motora.
  • Beneficio para los padres: Quemaremos 150 calorías cada 30 minutos.

Captura la bandera:

  • Beneficio para los niños: Desarrolla la orientación espacial, la coordinación motora, lógica, el trabajo en equipo y la creatividad.
  • Beneficio para los padres:  Quemaremos 220 calorías cada 30 minutos.

Pilla-pilla:

  • Beneficio para los niños: Desarrolla habilidades motoras, el equilibrio, la velocidad y la agilidad.
  • Beneficiar a los padres: La quema de 200 calorías cada 30 minutos.

 

ZONA PRIVADA ASOCIADOS