Las progresivas fases de desconfinamiento nos permiten empezar a disfrutar poco a poco de actividades en el exterior. La primavera nos ha regalado más horas de luz y un clima agradable, perfecto para practicar deporte fuera de casa.

Practicar deporte al aire libre nos aporta muchos beneficios físicos y mentales. Los rayos ultravioletas son la principal fuente de vitamina D, esencial para mantener fuertes nuestros huesos; además, respirar aire puro y sin contaminación es beneficioso para nuestros pulmones.

¿Sabías que con solo 20 minutos en la naturaleza conseguimos reducir nuestros niveles de estrés? ¿y que pasear durante 5 minutos es suficiente para mejorar nuestra autoestima?

Hoy, desde Deportes Cronos, queremos compartir contigo algunos deportes ideales para practicar al aire libre en esta época del año.

SENDERISMO.

El senderismo es un deporte sencillo que podemos practicar a cualquier edad y sin que nos requiera tener cierta condición física. Es una opción ideal para empezar a ponernos en forma.

Esta actividad mejora nuestra salud cardiovascular porque al caminar durante un periodo largo de tiempo, se activa y se fortalece nuestro corazón. Practicar senderismo de manera regular reduce nuestros niveles de colesterol alto y glucosa en sangre.

A nivel psicológico el senderismo mejora nuestro estado de ánimo porque su práctica incrementa la producción de endorfinas.

Si te animas a practicar este deporte, utiliza una equipación acorde al nivel de dificultad de la ruta elegida para evitar lesiones en los pies y articulaciones; y lleva contigo agua y un poco de comida para solucionar posibles imprevistos.

 CICLISMO.

El ciclismo es otro de los deportes que podemos practicar al aire libre con el inicio del buen tiempo. Además de los beneficios que nos aportan las actividades realizadas en la naturaleza, el ciclismo destaca por ser un deporte de bajo impacto. Nuestro peso recae en la bicicleta y eso exime a nuestras articulaciones de su carga, minimizando el riesgo de sufrir alguna lesión si no existe caída.

Al ser una actividad aeróbica, también mejora nuestra salud cardiovascular y reduce nuestros niveles de colesterol.

Para empezar a practicar este deporte es importante elegir bien la ruta para que la intensidad y la duración sean adecuadas a nuestro nivel. De esta manera, iremos ganando técnica sin forzar a nuestro cuerpo, evitando fatiga o sobrecargas musculares.

Este deporte es ideal para descubrir la belleza de nuestro entorno con amigos o familia.

RUNNING.

Con la llegada del buen tiempo muchas personas retoman el hábito de salir a correr, una actividad llena de beneficios para cuerpo y mente. El running mejora nuestro sistema cardiorespiratorio. Si lo practicamos de manera regular, nuestro cuerpo poco a poco se va adaptando al esfuerzo y va adquiriendo más resistencia, mejorando el estado de nuestros pulmones. Este deporte también nos ayuda a tonificar piernas, abdomen y espalda. Al ser una actividad aeróbica, también beneficia nuestro sistema cardiovascular.

Correr de manera habitual favorece nuestro descanso y nos ayuda a combatir estrés y ansiedad.

El running es uno de los deportes más versátiles que existen porque lo podemos practicar en cualquier lugar sin necesidad de instrumentos o invertir en equipación; solo necesitaremos unas zapatillas deportivas acorde a nuestra pisada para evitar lesiones en pies y articulaciones.

ESCALADA.

La escalada requiere que tengamos cierta habilidad y preparación para realizarla, puesto que es un deporte exigente, pero también es de los más completos. Practicándolo trabajamos todo el cuerpo y es uno de los que mayor adrenalina genera.

Con la escalada también trabajamos nuestra agilidad mental y nos mantenemos en el presente al deber resolver un puzzle con nuestro cuerpo para encontrar el mejor camino a seguir.

Para adquirir soltura y seguridad, podemos empezar a practicar esta actividad en espacios interiores, como los rocódromos. Pero si lo practicamos en el exterior, además de los beneficios de los deportes al aire libre, también disfrutaremos de unas buenas vistas.

CROSSFIT.

El crossfit es un deporte basado en una cadena de ejercicios de alta intensidad destinados a desarrollar la resistencia, la fuerza, la velocidad y la precisión.

La particularidad del crossfit es que en una misma sesión se trabajan los distintos grupos musculares, haciendo de él un deporte muy completo. Su práctica habitual nos ayudará a fortalecer todos estos grupos, aumentar nuestra resistencia y eliminar grasa corporal.

Al ser un deporte de alta intensidad requiere un mínimo nivel de preparación y condición física; y también debemos tener especial cuidado con las lesiones.

 

ZONA PRIVADA ASOCIADOS